Revestir con piedra natural: las mejores ideas para la decoración interior de tu hogar

Revestir con piedra natural

La piedra natural es el perfecto aliado para la decoración interior del hogar. Mármoles, granitos, pizarras, calizas o areniscas aportan colores, texturas, grosores y tamaños únicos para renovar todo tipo de ambientes. 

Una de las primeras recomendaciones es que hay que elegir el acabado adecuado al tipo de revestimiento que necesitamos: si vamos a colocar la piedra en suelos, los mejores acabados son el flameado o serrado para convertirlos en superficies antideslizantes. Por otro lado, el grado de protagonismo que se quiera dar a la piedra natural dependerá del diseño del conjunto. Si tenemos una chimenea en la sala de estar y queremos destacar su presencia, podemos revestir la pared de piedra natural. Con una buena iluminación, será el foco de atención de un ambiente a la vez rústico y cálido.

Del vestíbulo al salón

Revestir con piedra naturalLa piedra natural puede acompañar la decoración de un vestíbulo como pavimento de suelos. Para resistir el paso continuo desde el exterior, se recomienda elegir una piedra natural resistente como la cuarcita. Las baldosas irregulares con textura envejecida y tonalidades claras convertirán el vestíbulo en un espacio acogedor. Otra posibilidad es la piedra caliza con acabado apomazado, que dotará cualquier entrada de claridad y quietud. En el caso del mármol, el bajo relieve conseguido con el acabado abujardado aporta mayor plasticidad al vestíbulo, ideal para ambientes más tradicionales. De igual forma que el travertino que combina con materiales desgastados o envejecidos. Por su parte, la pizarra se integra en las paredes de entrada a ambientes contemporáneos y luminosos tipo loft gracias a sus tonalidades grises y negras.

En salones, la piedra natural puede ayudarnos a separar ambientes colocada como revestimiento de paredes. Los formatos rectangulares cumplen una función estética: como fondo de una librería, para dar profundidad a un espacio o destacar algún área como el comedor. Además, la piedra te ayuda a dar continuidad a un estilo: puedes revestir la pared del salón con piedra caliza para crear la atmósfera de una casa de campo rústica o bien darle un toque de sofisticación colocando pizarra negra. Estilo industrial, nórdico o contemporáneo: la piedra natural juega un papel determinante para conseguir el ambiente deseado.

De la cocina al baño

Revestir con piedra naturalCalidad y diseño personalizado: es lo que consigue la piedra aplicada en la cocina. Cuarcitas y granitos son perfectos como pavimentos para esta estancia de mucha actividad de la casa. El acabado flameado es el que mejor se adapta a la piedra colocada en cocinas ya que su aspecto opaco y natural facilita su limpieza y mantenimiento. De igual forma, las encimeras de granito pulidoson la solución más resistente y duradera para las islas o penínsulas de cocina. Como revestimiento de pared son interesantes los paneles de piedra natural, que le darán un toque diferente y único a nuestra cocina. Incluso podrás instalar fregaderos de piedra natural que le darán personalidad propia.

En el lavamanos, en la ducha, en el suelo…. La piedra natural aporta una huella más agradable a los baños. Combinada con madera, consigue una decoración muy cálida y acogedora. Suelos de mármol apomazado, baldosas de mármol tallado, lavabos de travertino beige… las posibilidades se multiplican cuando hablamos de piedra natural aplicada en baños.

Del estudio al dormitorio

En los dormitorios, la piedra natural luce especialmente en pavimentos y en alguna pared. Calizas o pizarras pueden dar el contrapunto de color a alguna pared aburrida. En los cuartos de estudio, la piedra se puede utilizar en una pared para que sirva de fondo a un mueble bajo o para dar profundidad a una habitación.

Para más información, consulta la web de CUPA STONE.

  • certificado CE
  • certificado BBA
  • certificado CSTB
  • certificado SINTEF
  • certificado ISO9001
  • certificado DIBT