¿Por qué el granito es lo más ecológico para revestir la fachada de tu casa?

Publicado en , actualizado el

Obra realizada con Granito Silvestre. Imagen cedida por Mármoles Orosa.

Fachada revestida de Granito Silvestre. Imagen cedida por Mármoles Orosa.

La Huella de Carbono de los productos utilizados en construcción y arquitectura mide los gases contaminantes generados durante su ciclo de vida, desde la extracción hasta la fabricación. Hoy en día se conoce gracias a los datos de las Declaraciones Ambientales de Producto (DAP) que nos permiten concluir que el granito es uno de los productos con menor impacto ambiental. A continuación, analizamos los motivos.

Si comparamos este indicador en otro tipos de materiales como los paneles de vidrio o el acero, las diferencias son muy elocuentes. Los paneles de vidrio se fabrican a partir de una serie de componentes -óxido de silicio, potasa o cal- que necesitan temperaturas muy altas para fundirse. Este proceso consume mucha energía, generando así una mayor Huella de Carbono. En el caso del acero, el proceso productivo es igualmente contaminante ya que se emplean hornos de arco eléctrico para fundir la materia prima, que necesitan de grandes cantidades de energía y generan emisiones de CO2. 

EL GRANITO UTILIZADO COMO REVESTIMIENTO DE FACHADAS

Obra realizada con Granito Silvestre. Imagen cedida por Mármoles Orosa.

Obra realizada con Granito Silvestre. Imagen cedida por Mármoles Orosa.

Por el contrario, en el caso del granito utilizado en fachadas como así lo ha constatado el Centro Tecnológico del Granito de Galicia, la Huella de Carbono generada durante su ciclo de vida es la más baja. Los bloques se cortan con máquinas de última generación, que suponen una eficiencia energética superior a otros procesos. Un granito nacional es el que menor impacto ambiental produce ya que conseguimos reducir la contaminación generada con el transporte. 

El granito se utiliza en fachadas como revestimiento exterior con dimensiones variables y acabados como el flameado, abujardado y granallado. Los buenos resultados obtenidos por el granito como elemento constructivo en el exterior ha generado una amplia variedad tanto en España como en el Norte de Portugal. Se reduce así los consumos energéticos de transporte desde la cantera hasta la fábrica si lo comparamos con otros materiales de importación.

Por lo tanto, elegir un granito para una fachada supone instalar en un proyecto arquitectónico un producto más ecológico y con una elevada vida útil, que se mantendrá inalterable durante años gracias a sus propiedades naturales de dureza y resistencia. 

Para más información, consulta los productos de granito de CUPA STONE.

  • certificado CE
  • certificado BBA
  • certificado CSTB
  • certificado SINTEF
  • certificado ISO9001
  • certificado DIBT