Ventajas de la piedra natural en obra nueva, reforma y rehabilitación

Piedra natural para reformas, obra nueva o rehabilitaciónLa piedra natural representa una elección acertada tanto para reforma, obra nueva o rehabilitación. Su resistencia, durabilidad y sostenibilidad son una apuesta segura a la hora de elegir los materiales de construcción a utilizar en cualquier proyecto.

Si nos estamos planteando construir una casa o renovar una ya existente, debemos tener en cuenta una serie de factores que afectarán a la habitabilidad y la eficiencia energética de nuestra vivienda. La inercia térmica, las necesidades energéticas, la integración estética en el paisaje… Todos ellos son elementos básicos de la arquitectura sostenible y que cuentan con un peso importante a la hora de decidirnos a elegir un tipo de proyecto u otro. La piedra natural aporta una serie de ventajas tanto a la obra nueva como a la rehabilitación o reforma de cualquier vivienda. A continuación, resumimos las más importantes:

PIEDRA NATURAL EN OBRA NUEVA

1. Cercanía y variedad: conseguir la piedra natural que queremos para nuestra obra nueva es cada día más fácil gracias a la gran red de centros de distribución existente. La proximidad con las canteras de piedra natural ya no es necesaria hoy en día ya que el transporte del material hasta nuestra nueva casa no supone un encarecimiento de su coste.

2. Técnicas de instalación modernas: los avances producidos en la mecanización de la cantería convierten la piedra natural en un producto de fácil instalación. Frente a la mampostería tradicional, hoy en día la rapidez a la hora de colocar piedra natural es uno de los grandes avances para los profesionales.

3. Belleza y durabilidad: la piedra natural es un producto muy resistente y duradero de tal manera que se convierte en un material de construcción muy valioso con el tiempo. Además, su apariencia se mantiene a lo largo de los años sin deteriorarse, ahorrando costes de mantenimiento como otro tipo de fachadas pintadas o revestidas con materiales sintéticos o artificiales que se desgastan con facilidad

Piedra natural para reformas, obra nueva o rehabilitación

PIEDRA NATURAL EN REFORMA

1. Inercia térmica: uno de los principales objetivos de una reforma es dotar a una vivienda de unos mejores niveles de eficiencia energética. La piedra suma puntos en cualquer reforma gracias a sus propiedades naturales de inercia térmica que le permiten conservar el calor durante más tiempo, garantizando una temperatura interior más estable.

2. Ahorro en la construcción: si no tenemos mucho dinero y no podemos hacer una obra nueva, la reforma es la mejor opción. En este caso, existe una gran variedad y tipos de piedras naturales que se adaptan a todos los presupuestos.

3. La estética, a tu gusto: una ventaja evidente de cualquier reforma es poder adaptar la vivienda a nuestro gusto. Colores blancos, ocres, verdes, amarillos… la piedra natural ofrece una variedad de colores y texturas inigualable para nuestro hogar.

PIEDRA NATURAL EN REHABILITACIÓN

1. Versatilidad: la piedra natural permite multitud de aplicaciones en proyectos de rehabilitación ya que tanto se puede instalar en la fachada como en los suelos de la vivienda. Adaptable a interior e exterior, la piedra natural es un punto fuerte para la rehabilitación de viviendas gracias a su versatilidad.

2. Aprovechamiento de estructuras: si la edificación que vamos a rehabilitar estaba originariamente construida en piedra, podemos aprovechar las estructuras existentes. De esta forma, conseguiremos un importante ahorro en material de construcción.

3. Integración arquitectónica: la elección de piedra natural también es un acierto a nivel paisajístico ya que conseguimos integrar totalmente la vivienda en el entorno, respetando así la arquitectura de la zona.

 Para más información, consulta la web de CUPA STONE, los expertos en Piedra Natural.

  • certificado CE
  • certificado BBA
  • certificado CSTB
  • certificado SINTEF
  • certificado ISO9001
  • certificado DIBT