3 claves de la versatilidad de las Cuarcitas de Villafranca CUPA STONE

26 octubre 2017

Cuarcitas de Villafranca en la fachada

Calles, plazas, caminos, terrazas, zócalos, muros de cierre, fachadas, gradas, chimeneas, arcos, pilares, escaleras, gaviones… Cualquier tipo de espacio es perfecto para que las Cuarcitas de Villafranca muestren su versatilidad, resistencia y elegancia. Esta piedra natural, exclusiva de CUPA STONE, está disponible en una gran variedad de formatos como piedra irregular, piedra serrada o mampostería tradicional, tanto como revestimiento de fachadas y muros como pavimento de suelos interiores y exteriores.

Cuarcitas de Villafranca: suelos de piedra irregular

En el completo catálogo sobre las Cuarcitas de Villafranca ya disponible en la web de CUPA STONE, se puede acceder a una gran variedad de formatos y aplicaciones de esta piedra natural de tonos marrones, grises y rosados. De gran dureza y resistencia, esta piedra natural es muy resistente a heladas, absorbe muy poca agua y destaca por sus toques brillantes que aportan un estilo refinado y de gran calidad. Extraídas directamente de las canteras que la empresa posee en el Noroeste de España, en la zona del Bierzo, las Cuarcitas de Villafranca están disponibles en una gran variedad de formatos: 

PIEDRA IRREGULAR PARA AMBIENTES RÚSTICOS

Cuarcitas de Villafranca en el suelo

Las Cuarcitas de Villafranca están disponibles en un formato de piedra irregular que combina distintas tonalidades de marrones, beige, grises, verdes y rosadas. La talla estándar de esta piedra son piezas de tamaño mediano (10 piezas/m2) y también está disponible en tamaño pequeño (hasta 20 unidades por m2). Este tipo de formatos se pueden instalar en suelos y paredes de interior y exterior. 

PIEDRA SERRADA PARA ESTILOS CONTEMPORÁNEOS

Cuarcitas de Villafranca en el borde de piscina

Las Cuarcitas de Villafranca se pueden presentar también en formato regular, que se caracteriza por piezas cortadas con anchura uniforme, que puede ser de 15, 20 o 30 centímetros. El largo de las baldosas es libre, varía de una pieza a otra, lo que permite una disposición de las juntas más armónica. El acabado natural le confiere, además, un carácter único y contemporáneo a cualquier proyecto.

MAMPOSTERÍA PARA FACHADAS TRADICIONALES

Cuarcitas de Villafranca en la fachada

La mampostería es uno de los sistemas de construcción más tradicionales. Para esta técnica constructiva, las Cuarcitas de Villafranca ofrecen el formato tocho, en dos tonos: el claro (con matices marrones, beiges y rosados) y el más oscuro (con predominancia de tonalidades grisáceas). Se trata de un formato labrado a mano cuyo largo es variable, mientras la altura puede ir desde los 4 a los 10 centímetros y el fondo máximo es de 12 centímetros.

Es una opción ideal para proporcionar un aspecto rústico a cualquier proyecto constructivo y que encaja también en fachadas modernas, al combinar las cuarcitas con otros materiales como la madera o el cristal. El hecho de poder adoptar diversos formatos -desde la laja en bruto, de apenas dos centímetros de espesor, hasta el canto para mampostería- hace que las posibilidades de las cuarcitas sean casi ilimitadas, pero siempre aportando ese aspecto rústico que las hace tan especiales.

¡Descárgate ya el catálogo de las Cuarcitas de Villafranca!

Compartir artículo

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Houzz

¿NECESITAS ASESORAMIENTO CON TU PROYECTO?
Nosotros te ayudamos

+
Imagen