5 recomendaciones para mantener limpia y cuidada la piedra natural

Publicado en , actualizado el

La piedra natural goza de una resistencia y durabilidad inigualable pero es recomendable protegerla para que mantenga su tono, textura y color originales. Independientemente de la absorción y porosidad de la piedra natural que se coloque CUPA recomienda su protección no sólo contra el agua, sino también contra las manchas orgánicas (como comidas, bebidas, grasas, etc.). Puedes mantener limpia y cuidada la piedra natural aplicando los siguientes consejos:

1. Retirar los residuos de junta y superficiales así como toda la suciedad de la obra, una vez finalizada la instalación.

2. Utilizar un detergente de reacción ligeramente ácido que no despida humos tóxicos y respete el material.

3. Frotar la piedra natural con paño o esponja y aclarar con agua limpia.

DETERGENTES NEUTROS PARA EVITAR DAÑOS

4. No utilizar nunca productos abrasivos sobre la piedra natural (lejías, cepillos de raíces, estropajos, etc). En el caso de piedras sensibles a los ácidos, como las calizas y cualquier piedra pulida, debe utilizarse un detergente completamente neutro.

5. El uso de hidrofugantes y protección hidro-oleo repelente es también recomendable cuando se desee reavivar el color y tonalidad de la piedra. CUPA desaconseja la limpieza mediante ácido clorhídrico o fluorhídrico de cualquier piedra de naturaleza calcárea o roca silícea.

Existe en el mercado una pluralidad de productos que protegen la piedra natural sin alterar su color o textura, manteniendo su aspecto natural.

En cualquier caso, se recomienda evitar en la limpieza de la piedra el empleo de utensilios metálicos para evitar que rayen el material.

Infórmate en nuestro STONECENTER, el centro de información de la piedra natural de CUPA.

logo BBA
logo AVIS
certificado DIBT